RSS

La madre Matiana y Sor Juana

21 de noviembre de 2010




¿Qué tanto influyó en el intelecto de la “Décima Musa ” y “Poetisa Única”, Sor Juana Inés de la Cruz, la “Nostradamus Mexicana”, conocida como la madre Matiana que se dice fue su nodriza, su nana y estuvo con ella en calidad de sirvienta y beata en el Convento de San Jerónimo hasta el fin de sus días?

El ilustre historiador Francisco Fernández del Castillo 1864-1936 -, oriundo de la Ciudad de México, investigador oficial durante muchos años en el Archivo General de la Nación y en la Dirección de Monumentos Coloniales, se ocupó ampliamente del tema de la madre Matiana, “quien fue famosa por sus profecías, que se dice “fueron recogidas por la Mitra, después de haberse ordenado una minuciosa investigación sobre el particular”, según se asienta en ”Historia Gráfica de México, de Gustavo Casasola, donde en la página 267 de su primer tomo, edición 1971, se publica la foto de la celda de la clarividente en San Jerónimo.

La historia de la madre Matiana y la Décima Musa es prácticamente desconocida y se trata de “la otra cara de la moneda” en la vida de la más grande de las celebridades literarias de México, nacida en la hacienda de San Miguel Nepantla, Estado de México, el 17 de abril de 1695 y muerta el 12 de noviembre de 1651, en su claustro de San Jerónimo.

Fernández del Castillo escribió de la madre Matiana: “La beata avizoraba en el futuro mexicano cosas como esta:

"Después de largo período de paz, habrá en México grandes guerras, en que correrá la sangre por las calles de la ciudad y esto tendrá que ser cuando los coches caminen sin mulas y sin caballos y que México haya sufrido las inclemencias de varios temblores”.

Tuvo tanta fama la madre Matiana como adivina, que se le comparó con Nostradamus y aún a mediados del siglo pasado, se hablaba mucho de “los polvos de la madre Matiana”, mismos que esparcían los magos al hacer sus prestidigitaciones.

Fernández del Castillo refiere que en el Convento de San Jerónimo fue tradición la cercanía afectiva entre las dos célebres mujeres y el hecho de que la adivina fue su nodriza, su nana.

La madre Matiana se expresaba en enigma al hacer sus vaticinios y dentro del acervo literario de Sor Juana, hay textos que se expresan en la misma forma, en donde la Musa Décima también hizo vaticinios“.

¿Qué tanto influyó en Sor Juana Inés de la Cruz, quien desde pequeña y hasta su muerte estuvo junto a ella? Este es tema que amerita estudio profundo que los neo-sorjuanistas no se han atrevido a tocar.


Por Manuel Magaña Contreras
.
Tomado de la columna "Espacio en la historia"


2 comentarios:

CarlosPC dijo...

En esta página hay más información sobre la madre Matiana:

http://www.fsanvicenteferrer.org/2010/05/profecias-sobre-mejico-de-la-madre.html

Checoblog dijo...

Carlos PC:

Visitaré el enlace. Ojalá se difundiera mas sobre los personajes míticos que hemos tenido.

Vi en Youtube un documental muy bueno sobre "El Niño Fidencio".

Te agradezco mucho, saludos.